SPLEEN

La palabra spleen tiene su origen en el griego splēn. En inglés denota al bazo.

En francés, spleen representa el estado de melancolía sin causa definida o de angustia vital de una persona. Fue popularizado por el poeta Charles-Pierre Baudelaire (1821-1867) pero había sido utilizado antes, en particular durante la literatura del Romanticismo, a inicios del Siglo XIX. La conexión entre spleen (el bazo) y la melancolía viene de la medicina griega y el concepto de los humores. Los griegos pensaban que el bazo segregaba la bilis negra por todo el cuerpo y esta sustancia se asociaba con la melancolía. Aunque hoy en día se sabe que no es así, la idea permaneció en el lenguaje.

En nuestra lengua, spleen –hispanizado “esplín”– aparece por primera vez en el léxico español en 1843 y significa: “humor tétrico que produce tedio de la vida. Es voz tomada del inglés”. En la versión del Diccionario de la Real Academia de 1970 se define más escuetamente como: “Melancolía, tedio de la vida”. Y es la que se consigna aún hoy en día.

Pero los cielos grises y las brumas suscitan distracciones crueles y el spleen designó a la vez que un ambiente meteorológico, el aburrimiento inquietante de los ingleses: el reino nebuloso del spleen. En el espacio literario del siglo XIX se pasó de un auténtico spleen londinense a un poético spleen parisino.

Baudelaire fue llamado el poeta maldito. Un poeta simbolista, muy influenciado como todos los simbolistas por el primer tránsito de Neptuno en Piscis ( 1848-1862 ). Ahora que releo las Flores del Mal, influenciada como estoy con el segundo tránsito de Neptuno en Piscis ( 2012-2026 ), que de hecho es un tránsito largo que nos afecta a todos, qué bien entiendo el spleen. Baudelaire estaba atravesado por el spleen.La humanidad evoluciona en una espiral cíclica ascendente. Y en cada época se viven los tránsitos de una manera.150 años después de su descubrimento, el reino nebuloso de Neptuno en Piscis volverá a expresarse de diferentes maneras.Para los simbolistas, el mundo era un misterio por descifrar, y el poeta debía para ello trazar las correspondencias ocultas que unen los objetos sensibles.

Para aumentar nuestra sensibilidad hasta el extremo e interesarnos en el profundo misterio de la vida y en todas las cuestiones metafísicas y espirituales, este segundo tránsito de Neptuno en Piscis es un momento clave en la historia.

Con la publicación en 1857 de las Flores del Mal, Baudelaire fue acusado de » ultraje a la moral pública». Es una obra demasiado intensa en su conjunto, pero tiene poemas delicados como este:

EL PAISAJE

Quiero, para escribir castamente mis églogas,
Dormir cerca del cielo, cual suelen los astrólogos,
Y escuchar entre sueños, vecino a las campanas,
Sus cánticos solemnes que propalan los vientos.
El mentón en las manos, desde mi alta buhardilla,
Observaré el taller que parlotea y canta;
Las chimeneas, las torres, esos urbanos mástiles,
Y los cielos que invitan a soñar con lo eterno.

Es dulce ver surgir, a través de la bruma,
La estrella en el azul, la luz en la ventana,
Los ríos del carbón que se elevan al cielo
Y la luna que vierte sus pálidos hechizos.
Veré las primaveras, los veranos, los otoños,
Y al llegar el invierno de monótonas nieves,
Cerraré por doquiera postigos y mamparas,
Para alzar en la noche mis feéricos palacios.
Entonces soñaré horizonte azules,
Jardines, surtidores llorando en alabastros,
Con besos y con pájaros que cantan noche y día,
Y todo lo que tiene de infantil el idilio.
El Motín, que golpea en vano mis cristales,
No hará que se levante mi frente del pupitre;
Pues estaré sumido en la inmensa delicia
De evocar a capricho la propia Primavera,
De extraer de mi pecho un sol, y de crear
con ardientes ideas una atmósfera tibia.

( Charles Baudelaire )

GRATIS PARA TI "TU CAMBIO EN 10 PASOS"
  • ¿Vives un proceso de cambio?
  • ¿Pasas por un momento de crisis?
  • ¡El mapa que te orientará en tu camino!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *