SATURNO

saturnoLe llaman el Maestro del tiempo, el guardián del umbral. Es un planeta frío y seco, sombrío, temido y respetado. Rodeado por un anillo su sola imagen ya nos da la idea de límites y restricciones, esfuerzo y trabajo lento y perseverante. Saturno nos marca en la Carta natal nuestro talón de Aquiles, el área vital que nos duele profundamente.

Saturno es el planeta que nos da sentido de la realidad y que nos enraiza a ella. Es el planeta que más nos enseña sobre nuestros propios límites y sobre el tiempo. También nos habla de nuestros miedos y carencias.

Lo que nos enseña Saturno no se olvida, puesto que es un aprendizaje doloroso, que va a poner nuestra paciencia y nuestra capacidad de resistencia al límite.

Saturno es el planeta regente de Capricornio. Nos va a pedir rigor, esfuerzo y mucho trabajo sostenido en el tiempo para que integremos sus lecciones, que suelen ser duras. Como maestro es severo y muy poco amable. Es una fuerza fría y casi despiadada en ocasiones. Lo que hace Saturno es que tomemos conciencia de la realidad y de nuestros límites. Nos da también mucha lucidez y sentido crítico. Cuando tenemos un tránsito fuerte de Saturno sentimos un peso casi insoportable de llevar, una gran resistencia; produce angustia y es como una pesada carga sobre nuestros hombros con la que no tenemos más remedio que encararnos y que tenemos que sobrellevar con mucha paciencia y sufrimiento.

Saturno nos quita la alegría, pero nos enseña muchas cosas y siempre resultan ser lecciones muy valiosas que quedan grabadas a fuego.

Saturno es el maestro que te pone los pies bien sujetos a la tierra. Cuando tomas conciencia de lo que quiere que aprendas, reconoces que es un maestro duro pero justo y que te ha enseñado exactamente lo que necesitas aprender para evolucionar. Te hace llorar y sufrir pero te va a enseñar tanto que al final le agradeces ese difícil tiempo de aprendizaje y puesta a prueba.

No es en vano que le llaman el Guardián del Umbral hacia los planetas transpersonales, porque realmente te prepara para poder traspasar ese umbral con garantías. Cuando entiendes que el filtro de Saturno es necesario para poder dar el paso hacia el incierto abismo transpersonal de tu carta, le das las gracias por haberte entrenado y preparado para esa travesía, que te pide que tengas muy en cuenta los límites, los miedos y las carencias y puntos débiles que te ha mostrado. Saturno te deja a las puertas del tránsito hacia Urano y para ese viaje se necesita tener mucho sentido de la realidad , no perderla nunca de vista y anclarnos a ella fuertemente para adentrarnos en lo nuevo y desconocido, en una travesía hacia fuerzas trascendentes que va más allá de nuestro ego.

GRATIS PARA TI "TU CAMBIO EN 10 PASOS"
  • ¿Vives un proceso de cambio?
  • ¿Pasas por un momento de crisis?
  • ¡El mapa que te orientará en tu camino!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *